Botella de la calma Montessori

martes, febrero 28, 2017


Botella de la calma Montessori

¡Hola! Hoy te propongo una manualidad sensorial, que también se utiliza en la pedagogía Montessori, muy fácil de hacer, y que ayuda a aliviar el estrés de los peques. Viene muy bien para los momentos de enfado y rabietas en los niños, que son bastante habituales (al menos en el caso de mi hijo). Se trata de una botella de la calma, también conocida como bote o frasco de la calma o sensorial.

Es una manualidad ideal para hacer con los niños, tanto de infantil como de primaria. Así, ellos serán también partícipes en la elección de los elementos a introducir en la botella.

A mi me trae muchos recuerdos porque yo hice una versión parecida en el colegio, cuando era pequeña. De hecho, mi hermana y yo teníamos un juguete similar, con cuatro botes de diferentes colores.

Además, esta manualidad también la hicieron a principios de curso, en la escuela infantil de mi hijo Yago, en la cuál, este año están poniendo en práctica algunos elementos de las pedagogías Montessori y Waldorf.

Un día de limpieza, tiramos la botella por error, y la verdad es que fue una pena, porque al peque le gustaba mucho. Por eso, este fin de semana hemos hecho otra diferente.

Pero, antes de contarte cómo se hace, te voy a hablar de su funcionalidad. Es decir, ¿De verdad calma a los niños? Pues, depende de muchos factores. Así que, te voy a contar nuestra experiencia y algunos trucos para sacar partido a la botella de la calma.

Botella de la calma Montessori

Si dejas a los peques interactuar por si mismos con la botella, sin imposiciones, sin condicionamientos previos, sin los típicos "esto se hace así...", probablemente, todo lo que ésta contiene en su interior más el sistema nervioso del niño, harán el resto.

Si además, como es mi caso, le pides prestada su botella y le cuentas que la vas a emplear para calmarte, el niño comprenderá mucho mejor cuál es su función. Y...¿quién sabe? A lo mejor aprende a relajarse con ella.

Yo te recomiendo que la pruebes y luego me cuentes qué tal la experiencia ¿Te parece? Yo lo he hecho y a mi me funciona. No se si será por el vaivén del agua con la purpurina, por los colores, por la tranquilidad con la que caen los elementos que hemos introducido, o por todo a la vez. Pero, he conseguido que me calme. Y Yago, durante el tiempo que juega con ella está tranquilo, sonriente y feliz...¡¡Le encanta!!

Botella de la calma Montessori

Y ahora si, te cuento la elaboración, paso a paso, que es muy sencilla, así como los materiales empleados.

MATERIALES:
- 1 botella de plástico pequeña. Yo te sugiero que, con niños pequeños, no utilices botellas o botes de cristal para esta manualidad, porque se van a romper a la mínima.
- Agua caliente.
- Glitter transparente o de colores. Como alternativa, puedes utilizar aceite de bebés y colorante alimenticio.
- Purpurina de colores.
- Pompones y lentejuelas de colores. Esto es lo que nosotros hemos seleccionado para meter en el interior de la botella. Pero, puedes escoger otros elementos. Por ejemplo, botones o garbanzos, entre otras muchas cosas.
Botella de la calma Montessori

Botella de la calma Montessori

ELABORACIÓN:

1. Llenamos la botella de plástico con agua caliente y echamos dos cucharadas de glitter.

2. Cerramos la botella y la agitamos hasta que se deshaga el glitter.

3. A continuación, echamos la purpurina, cerramos y agitamos de nuevo, hasta que se disuelva por completo. Nosotros hemos mezclado varios colores. Pero, también podemos utilizar un único tono.

Botella de la calma Montessori

4. Y, por último, introducimos los elementos que van a moverse por el interior de la botella. En nuestro caso, hemos escogido pompones y lentejuelas de colores. Pero, podéis dar rienda suelta a la creatividad y a la imaginación, e introducir lo que os apetezca (siempre y cuando sea apto para los peques).

Botella de la calma Montessori


5. Llegados a este punto, es conveniente sellar el tapón con silicona o pegamento para que no se abra, ni se derrame su interior. Salvo que vayamos a utilizar esta manualidad con niños más mayores y diferentes fragancias, para hacer una actividad relacionada con el olfato.

Y...¡esta es nuestra botella de la calma! No te imaginas la cantidad de colores y matices que se pueden ver a través de ella, si la acercamos a una ventana o la vemos con luz natural. Puedes girarla, agitarla, voltearla....y, simplemente, disfrutar de las diferentes tonalidades cromáticas que se forman, de las zonas brillantes, de los objetos que caen lentamente gracias al glitter...

Botella de la calma Montessori

Botella de la calma Montessori

Botella de la calma Montessori

Espero que te haya gustado la manualidad infantil de hoy. Te invito a conocer cómo hacer cintas de viento Waldorf.

También, te recomiendo dar un paseo por nuestras secciones de manualidades y recursos.

También puede interesarte...

0 comentarios

¿Me dejas un comentario? Me hace mucha ilusión. Tu opinión es muy importante para mí. Muchas gracias ;)